Pin arte

Acerca del Artista

Vemos colores, puros como el misterio respetado.

Los ojos quieren adentrarse en él y profanarlo, pero la obra no revela su secreto: ofrecer a la mirada el misterio, en tanto que misterio, exige que su alteridad sea evasiva, trascendente, como aquello que en la realidad es absoluto, irrefutable pero huidizo. El misterio regresa a su opacidad justamente cuando promete desvelarse.

Con la mirada, el espíritu sale al encuentro de la obra y abraza su propio silencio, la ocasión de volver a escuchar y escuchar-se. Ya no hay ruido. Lo que se nos da es la capacidad de seguir recibiendo.

Las obras de Pin Vega son tiempo espacializado. Incorporan el tiempo no como duración del trabajo (producto) sino como elemento que en su fluir establece una forma singular en el espacio. El trabajo de Pin Vega no se apropia un instante de ese flujo, deteniéndolo: es parte de ese flujo. Los trazos no capturan el movimiento, son los gestos libres de los pigmentos puros y de la materia. El tema de cada obra es resultado de este proceso en el que el conocimiento técnico y lo lúdico se dan la mano.

El autor reconoce que cada obra es un objeto que se ha hecho a sí mismo. El pintor-demiurgo deja nacer la obra. Le da la libertad de llegar a ser por sí misma lo que embrionariamente ya es. Acertadamente, Carmen Pallarés habla de azares intencionados.

Así, las obras de Pin Vega son objetos tan reales como la realidad misma. La mimesis es superada, no por la vía de renunciar a ella sino llevándola más allá de sus propios límites: lo que el pintor interroga e imita no es ya un objeto real dado sino los propios procesos naturales por los que algo llega a constituirse en objeto espacio-temporal. Aquello que es objeto de la pintura no es previo al proceso en el que se auto-constituye como objeto y, en ese sentido, el pintor no predetermina su significado. Lo que de intención hay en el azar es, por una parte, la intención de respetar el discurrir del azar en el tiempo y, por otra, la tensión que el propio objeto establece en su relación con el pintor cuando pide ser hecho. Pin Vega brinda al objeto su receptividad y su elaborada técnica para que la génesis del objeto tenga lugar.

José Luis Rodríguez
Filósofo